Qué es la eSIM

La eSIM es una tarjeta SIM virtual, alojada en un microchip dentro del hardware del smartphone, tablet o smartwatch y disponible en determinados dispositivos.

Con eSIM, puedes descargar al dispositivo tu perfil de cliente desde una base de datos gestionada por Vodafone con el número, de contrato o de prepago, que tengas asociado, u obtener uno nuevo de manera totalmente digital y dar conectividad a tu dispositivo sin necesidad de una SIM física, aunque la mayoría de los smartphones que soportan eSIM también disponen de ranura para SIM física por lo que puedes usar 2 números de teléfono en el mismo móvil (uno en la eSIM y otro en la SIM física).

Ventajas de la eSIM:

  • Es más pequeña y ocupa un 10% del espacio que ocupa una SIM física, lo que permite a los fabricantes desarrollar nuevos dispositivos conectados más compactos.
  • Viene instalada de fábrica en los propios dispositivos.
  • Evita averías, al eliminarse los pines conectores de la SIM física, que son muy sensibles y se deterioran con frecuencia.
  • La integración del chip en el propio móvil permite que vaya sellado, sea sumergible y más resistente a las temperaturas extremas.
  • La eSIM permite almacenar, dependiendo del modelo de móvil, hasta 20 perfiles de cliente distintos, es decir, hasta 20 líneas móviles distintas, aunque solo permite tener una línea activa cada vez en la eSIM, y otra en la SIM física (en el caso de que el móvil sea dual SIM).
  • Puedes usar tu eSIM en viajes internacionales, con los mismos servicios y tarifas que tengas contratados con Vodafone.

Ten en cuenta que:

  • Su activación o el cambio de tarjeta SIM física a eSIM, no tiene coste. Por el contrario, el cambio de eSIM a SIM física conlleva un coste de 5 €, IVA incluido.
  • Si quieres activar la eSIM en una línea prepago, es necesario realizar el proceso en 2 pasos: activar la línea de prepago utilizando una SIM física según el procedimiento habitual y, una vez activada, tanto en altas nuevas como en portabilidades, hacer el cambio de SIM a eSIM.
  • Independientemente de la SIM que uses, la eSIM seguirá teniendo los mismos servicios contratados.
  • La eSIM es un chip que no es extraíble. En caso de incidencia con la misma, debes acudir a una tienda Vodafone .

¿Te ha resultado útil esta información?

¡Gracias por tu valoración!

Puedes expresar tu queja a través del asistente virtual.

  • Compartir en:

Te puede interesar

Conoce el proceso para aceptar o rechazar el uso de tu móvil en el extranjero

Tienes la opción de mantener tus llamadas y datos activados fuera de España o desactivarlos, según te convenga.

Sigue estos consejos para protegerte del hackeo

Conoce las claves para mantener a salvo tus dispositivos y la información que guardas en ellos.

Conoce en detalle tu modelo favorito en la Guía de dispositivos

Tienes recogidos todos los dispositivos disponibles para que consultes cada una de sus prestaciones y cómo se manejan.